(+34) 931 140 617 · (+34) 711 775 199 info@ecofrog.es

Cómo limpiar los metales y aceros de mi hogar

12 Jun 2018 | Limpieza del hogar

Hay muchos tipos de metales y muy diferentes entre ellos.  Cada uno tiene unas propiedades únicas que no tienen los otros por lo que tendremos que limpiarlos de manera diferente.

El aluminio, está presente en ventanas y marcos, en persianas exteriores e interiores y también en cafeteras, moldes y otros objetos que utilizamos en la cocina. El acero lo encontramos sobre todo en electrodomésticos y accesorios de cocina y baño. La plata es un clásico en marcos para fotos, bandejas, cuberterías y todo tipo de adornos. Y todos ellos son deslumbrantes cuando están limpios y relucientes, pero sucios son un horror.

Toma nota de cómo podemos mantenerlos siempre brillantes

Pues bien, si quieres limpiar los elementos de acero que tengas en tu casa de una manera sencilla y muy económica puedes hacerlo si tienes instalado en tu casa el Kit Multiusos de EcoFrog. Es tan sencillo como en primer lugar quitar el polvo de las superficies y después utilizar el agua tratada de la manguera del kit. Humedece un paño con el agua tratada con la exclusiva tecnología del Oxígeno Activo para limpiar y esterilizar, y pásalo por la superficie a limpiar.

Gracias al Kit Multiusos, además de para el lavado de ropa, podrá usar el agua con oxígeno activo para una infinidad de tareas de limpieza doméstica eliminando más del 99% de los gérmenes y bacterias sin efectos nocivos para la salud en aceros, aluminios,  alfombras, suelos, ventanas, lavabos, zonas de juego, joyas, coches,

En todas las casas hay muchos elementos de acero inoxidable y si no lo limpiamos apropiadamente y con frecuencia puede desgastarse por la acumulación de polvo o grasa.

Por manchas fáciles en esas superficiales como huellas de dedos al abrir el horno, frigorífico o nevera con las manos manchadas, cercos de los culos de los vasos todavía húmedos, etc. sólo necesitamos una bayeta de microfibra, esponja suave o paño y el kit de EcoFrog. Las manchas saldrán perfectamente. Luego podemos secar con un trapo o bayeta de microfibra completamente secos

 Manchas difíciles:Las manchas difíciles son aquellas que se quedan pegadas y ennegrecen o amarillean la superficie del acero inoxidable como pasa con las ollas por causa del calor o la grasa. Para limpiar estas manchas utilizaremos el el agua con oxígeno activo de EcoFrog dejándolo actuar unos minutos. Después con un estropajo de los que, por supuesto, no rayan frotamos y limpiamos hasta que salga la mancha. Comprobarás que se quita fácilmente.

Consejos a tener en cuenta

-Para limpiar el acero inoxidable no es recomendable usar lejía porque puede dañarlo.

-Cuidado con los como estropajos inadecuados y limpiadores en polvo. Rayarán seguro el objeto.

-Tampoco sirven para limpiar el acero los productos con cloro que suele estar presente en todo tipo de productos de limpieza porque son muy abrasivos.

-Los productos específicos para limpiar metales pueden llevar elementos dañinos para el medioambiente y además conllevan un coste añadido de tener que verter esos productos en lugares específicos por su toxicidad.

Cómo limpiar los metales y aceros de mi hogar

16 Dic 2016 | BLOG, Limpieza del hogar

Hay muchos tipos de metales y muy diferentes entre ellos.  Cada uno tiene unas propiedades únicas que no tienen los otros por lo que tendremos que limpiarlos de manera diferente.

El aluminio, está presente en ventanas y marcos, en persianas exteriores e interiores y también en cafeteras, moldes y otros objetos que utilizamos en la cocina. El acero lo encontramos sobre todo en electrodomésticos y accesorios de cocina y baño. La plata es un clásico en marcos para fotos, bandejas, cuberterías y todo tipo de adornos. Y todos ellos son deslumbrantes cuando están limpios y relucientes, pero sucios son un horror.

Toma nota de cómo podemos mantenerlos siempre brillantes

Pues bien, si quieres limpiar los elementos de acero que tengas en tu casa de una manera sencilla y muy económica puedes hacerlo si tienes instalado en tu casa el Kit Multiusos de EcoFrog. Es tan sencillo como en primer lugar quitar el polvo de las superficies y después utilizar el agua tratada de la manguera del kit. Humedece un paño con el agua tratada con la exclusiva tecnología del Oxígeno Activo para limpiar y esterilizar, y pásalo por la superficie a limpiar.

Gracias al Kit Multiusos, además de para el lavado de ropa, podrá usar el agua con oxígeno activo para una infinidad de tareas de limpieza doméstica eliminando más del 99% de los gérmenes y bacterias sin efectos nocivos para la salud en aceros, aluminios,  alfombras, suelos, ventanas, lavabos, zonas de juego, joyas, coches,

En todas las casas hay muchos elementos de acero inoxidable y si no lo limpiamos apropiadamente y con frecuencia puede desgastarse por la acumulación de polvo o grasa.

Por manchas fáciles en esas superficiales como huellas de dedos al abrir el horno, frigorífico o nevera con las manos manchadas, cercos de los culos de los vasos todavía húmedos, etc. sólo necesitamos una bayeta de microfibra, esponja suave o paño y el kit de EcoFrog. Las manchas saldrán perfectamente. Luego podemos secar con un trapo o bayeta de microfibra completamente secos

 Manchas difíciles:Las manchas difíciles son aquellas que se quedan pegadas y ennegrecen o amarillean la superficie del acero inoxidable como pasa con las ollas por causa del calor o la grasa. Para limpiar estas manchas utilizaremos el el agua con oxígeno activo de EcoFrog dejándolo actuar unos minutos. Después con un estropajo de los que, por supuesto, no rayan frotamos y limpiamos hasta que salga la mancha. Comprobarás que se quita fácilmente.

Consejos a tener en cuenta

-Para limpiar el acero inoxidable no es recomendable usar lejía porque puede dañarlo.

-Cuidado con los como estropajos inadecuados y limpiadores en polvo. Rayarán seguro el objeto.

-Tampoco sirven para limpiar el acero los productos con cloro que suele estar presente en todo tipo de productos de limpieza porque son muy abrasivos.

-Los productos específicos para limpiar metales pueden llevar elementos dañinos para el medioambiente y además conllevan un coste añadido de tener que verter esos productos en lugares específicos por su toxicidad.