(+34) 931 140 617 · (+34) 711 775 199 info@ecofrog.es

Consejos para tu piel con la llegada del otoño

1 Sep 2016 | BLOG, Salud

Llega el mes de septiembre y con él la entrada de una nueva estación, el otoño. A partir de ahora, poco a poco las temperaturas irán bajando de forma progresiva, tendremos que sacar las primeras ropas de abrigo y los días serán más cortos. Hay que resignarse y despedir al verano.

El otoño es una época de temperaturas moderadas, sin los extremos del verano o del invierno y en la que nuestra piel no se muestra especialmente agredida. Tomamos el sol, hidratamos en exceso y, cuando acaban las vacaciones, comenzamos a cuidar nuestra dieta que seguro se ha resentido aumentando la ingesta de frutas y agua que ayudará desde dentro a nuestra piel.

De todas formas, no debemos bajar la guardia y para superar estos meses de recuperación post-verano y preparación para el invierno, debemos tomar medidas sencillas que ayuden a nuestra piel a sentirse sana y cuidada.

Jabón, lo justo

Para no perder la grasa protectora que recubre nuestra piel, no es aconsejable abusar de los geles o jabones. No es necesario agredirla a diario con estos productos ni frotar con exageración nuestro cuerpo puesto que lo más seguro es que acabe estropeándose y se deshidrate; además pueden aparecer eccemas o reacciones a tanta agresión, por lo tanto deja el gel, sin abusar, para las zonas más sudadas como axilas y partes íntimas.

Cuidado con los lavados de ropa

Además es muy importante que cuides tu piel de detergentes y productos químicos. Cuando lavamos nuestra ropa no tenemos en cuenta que los componentes que forman los jabones para lavadoras son muy agresivos para nuestra piel. Tienes alternativas muy recomendables como el sistema EcoFrog que no utiliza detergentes siendo el sistema más rápido y eficaz para lavar tu ropa con agua fría. Matarás varios pájaros de un tiro porque cuidará tu piel, ahorrarás en detergentes y agua caliente, respetarás el medio ambiente y tiene una instalación de lo más sencilla.

Las duchas cortas mucho mejor

La piel se resiente enseguida y estar bajo el agua más de la cuenta puede perjudicar la capa protectora que la recubre. Enseguida aparecerán signos de deshidratación, por lo tanto hay que procurar tener duchas cortas y con el agua templada. El agua muy caliente no resulta nada beneficiosa para nuestra piel y para nuestra salud. Así que olvídate de esas duchas eternas para relajar porque, entre otras cosas, te ahorrarás algún dinero. Por otra parte, no te olvides de ponerte crema hidratante porque parte de la grasa natural puede perderse con la ducha.

Protege siempre

A pesar de que en estas fechas empiezan a aparecer nubes y el índice UVA vaya descendiendo, el sol no deja de hacer de las suyas en nuestra piel. No te confíes y aunque parezca que “no quema” sus efectos dañarán igualmente nuestra piel. Así, no te olvides de poner a diario fotoprotector en las zonas mas expuestas cuando vayas a salir y en cualquier época del año. Tu piel te lo agradecerá y evitarás que te salgan manchas y mantendrás una piel más saludable.

Antioxidantes por dentro y por fuera

No te olvides que una buena alimentación te ayudará a obtener efectos muy beneficiosos por dentro de tu cuerpo y también en el aspecto de tu piel. De esta manera si utilizas productos adecuados para tu piel como la vitamina C y también consumes frutas y verduras, conseguirás dar luminosidad y combatirás el proceso oxidativo.

Pin It on Pinterest

Share This